22 de diciembre de 2014

La Navidad eres tú

Siempre he pensado que más allá de las liturgias y del valor que demos a los ritos, la religión – cualquier religión - es un camino que solo tiene sentido tomar si nos ayuda a ser mejor persona. Para ese viaje hay muchas opciones y cada uno debe trazarse su propia ruta; sin embargo, en esta época del año casi todos intentamos disfrutar de unos días tranquilos, ya sea en familia o con amigos.

Es evidente que hay muchas formas de celebrar la Navidad y también muchas más de no celebrarla. En mi caso, esta vez deseo compartir con vosotros un mensaje del Papa Francisco que me ha llegado a través de una buena amiga en forma de felicitación navideña. Creo que apela a valores universales con los que todos nos podemos sentir identificados, no solo por Navidad, pero especialmente en estas fechas.


"La Navidad suele ser una fiesta ruidosa: nos vendría bien un poco de silencio, para oír la voz del Amor."

Navidad eres tú, cuando decides nacer de nuevo cada día y dejar entrar a Dios en tu alma. El árbol de Navidad eres tú, cuando resistes vigoroso a los vientos y dificultades de la vida. Los adornos de Navidad eres tú, cuando tus virtudes son colores que adornan tu vida. La campana de Navidad eres tú, cuando llamas, congregas y buscas unir. Eres también luz de Navidad, cuando iluminas con tu vida el camino de los demás con la bondad, la paciencia, alegría y la generosidad.

Los ángeles de Navidad eres tú, cuando cantas al mundo un mensaje de paz, de justicia y de amor. La estrella de Navidad eres tú, cuando conduces a alguien al encuentro con el Señor. Eres también los reyes Magos, cuando das lo mejor que tienes sin importar a quien. La música de Navidad eres tú cuando conquistas la armonía dentro de ti.

El regalo de Navidad eres tú, cuando eres de verdad amigo y hermano de todo ser humano. La tarjeta de Navidad eres tú, cuando la bondad está escrita en tus manos. La felicitación de Navidad eres tú, cuando perdonas y restableces la paz, aun cuando sufras.

La cena de Navidad eres tú, cuando sacias de pan y de esperanza al pobre que está a tu lado. Tú eres, sí, la noche de Navidad, cuando humilde y consciente, recibes en el silencio de la noche al Salvador del mundo sin ruidos ni grandes celebraciones; tú eres sonrisa de confianza y de ternura, en la paz interior de una Navidad perenne que establece el Reino dentro de ti.

Una muy Feliz Navidad para todos los que se parecen a la Navidad.

(Mensaje de Navidad del Papa Francisco)

A todos los que regularmente visitáis este blog, pero también a ti, lector anónimo que quizás por casualidad hayas llegado a esta página, a todos mi agradecimiento y mis mejores deseos para estos días y los que vendrán después.

5 comentarios:

Javier Rodríguez Albuquerque dijo...

Acertadas reflexiones. :-)
Un abrazo.

Anónimo dijo...

Desagrádete siempre lo que eres si quieres llegar a ser lo que aún no eres (San Juan de la Cruz)

Totus tuus (San Juan Pablo II)

Jose Luis Montero dijo...

Hola Astrid
Aunque tarde, como seimpre, te deseo lo mejor para este año que ya corre.
Cuidate

Astrid Moix dijo...

Gracias Jose! Sí, y corre deprisa, demasiado ...

Un abrazo, lleno también de buenos deseos, para ti y tu familia.

Iñigo Ortega dijo...

Muchas gracias. EL Texto de "Navidad eres tú" es realmente precioso. ¿Pero es un texto del Papa Francisco? He buscado sin encontrar cuándo lo dijo.